Adaptarse a «a la forma de ser de Internet» ayudó a Oriente Medio y al Norte de África a obtener beneficios sociales y económicos Thumbnail
‹ Atrás
El Modo Internet de Interconectarse 9 julio 2021

Adaptarse a «a la forma de ser de Internet» ayudó a Oriente Medio y al Norte de África a obtener beneficios sociales y económicos

En Oriente Medio y el Norte de África (MENA, por sus siglas en inglés), algunos países han respondido a los retos de la pandemia mundial promulgando cambios políticos, como el levantamiento temporal de las prohibiciones de VoIP para que los ciudadanos puedan comunicarse más fácilmente. Esto permite a la región vislumbrar los beneficios sociales y económicos instantáneos de un Internet próspero. Pero ¿hay otras políticas y normativas en la región que podrían mejorarse para reducir el daño a las propiedades fundamentales de Internet (y a la economía saludable que fomenta)? El nuevo estudio de Internet Society, Gobernanza de Internet en Oriente Medio y el Norte de África, trata este asunto.

La fuerza y el éxito de Internet se deben a su base de cinco propiedades fundamentales que, en conjunto, garantizan su funcionamiento para todos. Desgraciadamente, los gobiernos de todo el mundo, incluidos los de Oriente Medio y Norte de África, toman cada vez más decisiones que podrían afectar y perjudicar estos cimientos. Y lo que es peor, puede que ni siquiera lo sepan. Para asegurarse de que todos podamos utilizar Internet en todo su potencial, especialmente en tiempos de crisis, los gobiernos deben esforzarse por salvaguardar esta base contra cualquier política o regulación que pueda causar daños. Por ello, Internet Society ha desarrollado un conjunto de herramientas de evaluación del impacto de Internet.

La Gobernanza de Internet en Oriente Medio y el Norte de África pone de relieve cómo varias políticas y normativas de la región podrían perjudicar estas propiedades fundamentales. Se trata de la localización de datos, las prohibiciones de VoIP, los cierres de Internet, el filtrado de contenidos, las restricciones de los puntos neutros de Internet (IXP) y las pasarelas internacionales.

Las regulaciones en estas áreas suelen estar provocadas por la necesidad de aplicar una reforma incompleta del sector de las telecomunicaciones, en la que el gobierno retiene la propiedad del proveedor de turno. En otros casos, estas políticas y regulaciones se establecen en un intento de garantizar la privacidad y la seguridad de los usuarios en general y en tiempos de disturbios políticos.

Sin embargo, el informe constata que cada política tiene un impacto directo en al menos una de las propiedades fundamentales de Internet, dificultando así su resistencia y accesibilidad. He aquí cómo:

  • Los requisitos de localización de datos se enmarcan a menudo como un medio para asegurar y proteger la información confidencial, como los datos financieros y médicos, y podría decirse que existen incentivos económicos para desarrollar este mercado local de datos. Sin embargo, también se corre el riesgo de infringir la accesibilidad de la infraestructura de Internet, y socava los beneficios de una red global.
  • Las prohibiciones de VoIP suelen tener como objetivo proteger los ingresos del proveedor de telecomunicaciones con licencia. Sin embargo, los operadores de telefonía fija en Oriente Medio son de propiedad estatal, lo que significa que el beneficio directo de los ingresos es para el gobierno. Además, las prohibiciones de VoIP obstaculizan la propiedad de finalidad general de Internet.
  • Los cierres de Internet suelen ser acciones dirigidas por el Estado para frenar los disturbios públicos. Las consecuencias de prohibir el acceso a Internet no pueden pasarse por alto.
  • Los incentivos para el filtrado de contenidos son similares a los cierres de Internet, y esta medida afecta a más de una propiedad fundamental: es contraria al concepto de gestión descentralizada y obstaculiza tanto la infraestructura accesible de Internet como su capacidad para actuar como red de propósito general.
  • Restricciones a los puntos neutros de Internet (IXP, por sus siglas en inglés): los IXP permiten a los proveedores de contenidos y a otras organizaciones intercambiar directamente el tráfico sin tener que comprar el tránsito. La imposición de restricciones a su despliegue y uso da lugar a una gestión centralizada, que va en contra del principio básico de gestión descentralizada en la que se basa el éxito de Internet.
  • Las pasarelas internacionales en los países donde hay poca competencia están controladas por el operador tradicional fijo y, por tanto, contribuyen a favorecer los ingresos de esos operadores. Sin embargo, el poder del mercado en la pasarela también perjudica varias propiedades fundamentales.

Además del impacto negativo que estas regulaciones de carácter social y económico tienen sobre los pilares de Internet, las consecuencias son especialmente nefastas para los usuarios. El mantenimiento de la propiedad estatal correspondiente hace que los precios sean altos y limita la adopción de Internet. El cierre de servicios y el filtrado de contenidos afectan directamente a las personas, especialmente en tiempos de confinamiento, cuando dependen más que nunca de Internet para las comunicaciones de salud pública. Y la restricción de las operaciones de los puntos neutros de Internet puede afectar a la capacidad de recuperación de Internet, un recurso vital.

Los beneficios que Internet aporta a las personas, a las empresas y a los servicios gubernamentales son cruciales y crecen por momentos. Esto quedó muy claro durante la pandemia, pero continuará mucho después de que haya terminado. Cuanto más aborden los países de Oriente Medio y Norte de África los problemas que afectan a las propiedades fundamentales de Internet y promuevan la forma de trabajar en red, más beneficios económicos y sociales podrá aportar Internet.

Descubre el conjunto de herramientas de evaluación del impacto de Internet para asegurarte de que las decisiones políticas, tecnológicas y empresariales no perjudican a Internet.

Imagen de David Rodrigo vía Unsplash

‹ Atrás

Descargo de responsabilidad: Las opiniones expresadas en esta publicación pertenecen al autor y pueden o no reflejar las posiciones oficiales de Internet Society.

Únase a la conversación con miembros de Internet Society alrededor del mundo